LA CONFEDERACIÓN HIDROGRÁFICA DEL EBRO INCLUIRÁ EN EL PLAN DE CUENCA 14.000 HECTÁREAS DESTINADAS A REGADÍOS SOCIALES EN EL BAJO ARAGÓN Y MATARRAÑA

LA CONFEDERACIÓN HIDROGRÁFICA DEL EBRO INCLUIRÁ EN EL PLAN DE CUENCA 14.000 HECTÁREAS DESTINADAS A REGADÍOS SOCIALES EN EL BAJO ARAGÓN Y MATARRAÑA

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, José Luis Alonso, ha hecho pública esta decisión en la reunión celebrada en la sede de este organismo en Zaragoza en la que han participado el presidente de la Diputación de Teruel, representantes del departamento de Agricultura del Gobierno de Aragón, los alcaldes de Mazaleón, Valdealgorfa, Valjunquera y Torre del Compte, representantes del CRDO del aceite de oliva del Bajo Aragón, almazaras, bodegas, sector de la almendra y de los sindicatos agrarios UAGA Y ASAJA. Todos los participantes han recibido con gran satisfacción la transformación de 14.000 hectáreas de terreno en regadíos sociales, puesto que abre un nuevo horizonte para los cultivos leñosos de esta amplia zona de la provincia de Teruel. El presidente de la Diputación de Teruel, Antonio Arrufat, ha subrayado “la sensibilidad demostrada por la CHE al asumir este proyecto que ha nacido de un amplio consenso social y cuyo objetivo, no es otro, que el de fijar población en esa parte de nuestra provincia”. El Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, así como el Gobierno de Aragón han expresado, igualmente, su apoyo a esta iniciativa.
A partir de ahora se abre un nuevo periodo de estudio y de trabajo en el que determinar si los puntos de elevación de agua se realizan desde el embalse de Mequinenza o a través de balsas laterales en el río Matarraña. Otro de los factores a tener en cuenta será el coste energético de la citada elevación y la respuesta social que este proyecto puede tener. Estas decisiones partirán de la oficina de planificación de la CHE, del departamento de Agricultura del Gobierno de Aragón y de la Comisión de seguimiento integrada por los representantes de la Diputación de Teruel, ayuntamientos, productores de aceite, almendra y vino, y sindicatos agrarios del Bajo Aragón y Matarraña que serán los encargados del diseño de los nuevos regadíos sociales. Todos ellos consideran fundamental la viabilidad, sostenibilidad y la rentabilidad social que este proyecto va a tener.
La elevación de agua del Ebro al Bajo Aragón y Matarraña fue planteada el pasado mes de junio en una reunión celebrada en Calaceite, a propuesta del presidente de la Diputación de Teruel, en la que se presentó el proyecto redactado por el Gobierno de Aragón. Según ese primer estudio las hectáreas que podrían beneficiarse de la elevación oscilarían entre 14.000 y 26.000 de cultivos leñosos tradicionales en esa zona como el olivo, la vid y el almendro. En aquel momento se planteó la necesidad de una concesión de agua de entre 20 y 30 hectómetros cúbicos. Tan sólo cuatro meses después de aquel encuentro que permitió constituir la comisión de seguimiento, la CHE ha confirmado la inclusión de 14.000 hectáreas en el Plan de cuenca.
Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar