El vicepresidente primero ha participado en la apertura de la jornada del proyecto comunitario Sarure

La provincia de Teruel ha sido la sede escogida para el primer encuentro del Programa comunitario Sarure, que tiene como objetivo principal poner el foco en el comercio rural y en los multiservicios. Una iniciativa de estudio encaminada a analizar la situación actual y ver hacia dónde pueden discurrir las políticas en esta materia, y que cuenta con la participación de representantes de Polonia, Irlanda, Alemania, Suecia, Finlandia y Grecia, además de España.

El encuentro tendrá lugar durante este miércoles y jueves, y en él se va a visitar dos multiservicios de la Comarca Gúdar-Javalambre, concretamente los de las localidades de Olba y Fuentes de Rubielos. Así los socios participantes podrán ver en primera persona cómo es el funcionamiento de estos comercios de proximidad en el medio rural, a qué problemas deben hacer frente diariamente y cuáles son las necesidades que disponen para su viabilidad futura.

El vicepresidente primero de la Diputación Provincial de Teruel, Joaquín Juste, ha participado en la sesión de inauguración de las jornadas y lo ha hecho junto al presidente y secretario general de la Cámara de Comercio de Teruel, Antonio Santa Isabel y Santiago Ligros, respectivamente; al concejal del Ayuntamiento de Teruel, Juan Carlos Cruzado, y al director general de Industria, PYMES, Comercio y Artesanía, Jesús Sánchez.

Juste, como número dos de la Institución provincial y también como alcalde de Lidón, ha subrayado la enorme trascendencia que poseen los multiservicios en el medio rural turolense. “Un comercio abierto es vida para el municipio”, ya que “posibilita acceder a productos que de otra manera sería necesario desplazarse para ello, aumenta la calidad de vida de los vecinos, reduce las molestias a los más mayores que pueden ver colmadas sus necesidades en su propio pueblo y también fomenta la convivencia entre todos los habitantes porque suponen un punto de encuentro entre ellos”.

Por esos motivos, el número dos de la Diputación Provincial de Teruel ha instado a “seguir trabajando para dotarles de viabilidad, a poner en marcha iniciativas que aumenten su competitividad y a pensar en el futuro para adaptarse a la realidad cambiante de nuestros pueblos”. Para Juste son precisamente esas las líneas de actuación que hay que seguir porque “su importancia está fuera de toda duda” pero hay que “apostar decididamente por ir de la mano para que ningún pueblo pierda su multiservicio y para que aquellos que deseen instalar uno lo vean factible y con visos de perdurar”.

Como ejemplo de iniciativas encaminadas a lograr esos objetivos, el representante de la DPT ha citado la línea novedosa de 200.000 euros puesta en marcha por la Institución para la ayuda de autónomos en municipios de menos de 301 habitantes y en aquellos casos que desarrollan actividades económicas sin competencia, factible de ser aprovechada por gestores de este tipo de comercios, a la que hay que añadir a su vez los 50.000 euros para la ejecución de obras, equipamiento y mobiliario para la implantación de nuevos multiservicios.

Colaborar en el abono de la cuota de autónomos supone una inyección económica trascendental para ayudar en la viabilidad de esos negocios y apoyar presupuestariamente la instalación de nuevos multiservicios posibilita, además de mejorar los servicios que se prestan en los pueblos, poner en marcha vías para asentar población en los pequeños municipios y combatir la despoblación”, ha agregado Juste.

Share This