El presidente Manuel Rando en la Sala de Comisiones junto al impulsor de la iniciativa, el diputado de Ganar-IU Pedro Bello.

La Diputación de Teruel homenajeará el próximo 30 de junio al que fuera presidente legítimo de la Diputación de Teruel durante la Segunda República, Ramón Segura Ferrer, asesinado en 1936 tras la sublevación militar que inició la Guerra Civil. Se trata de un reconocimiento que también se extiende a los empleados de la institución y a los diputados provinciales víctimas del golpe de estado, el conflicto armado y la represión franquista. Las actividades comenzarán a las 17.30 horas con el descubrimiento de una placa conmemorativa en la sala de comisiones del Palacio Provincial, en una cita exclusiva para familiares y diputados, y continuarán en el Museo Provincial con un acto en el que el profesor Serafín Aldecoa recordará la figura de Segura y su contexto histórico.

El reconocimiento responde a una propuesta del grupo Ganar-IU aprobada por el pleno ordinario de noviembre de 2019 y se ha decidido que la Sala de Comisiones reciba el nombre de Ramón Segura Ferrer, como símbolo de un espacio de diálogo y acuerdo frente a la violencia y a la intolerancia.

El presidente de la Diputación de Teruel, Manuel Rando, que ha explicado al diputado de Ganar-IU e impulsor de la iniciativa Pedro Bello los detalles del homenaje, ha resaltado que la propuesta no tuvo ni un solo voto en contra y que supone “recuperar la dignidad y el nombre de una persona asesinada, presidente de la Diputación, nombrado democráticamente y asesinado por motivos políticos, al igual que otras personas en esta institución que también vamos a recordar”.

Además de la referencia a Ramón Segura Ferrer, la placa que se descubrirá a partir de las 17:30 horas en la Sala de Comisiones del Palacio Provincial también extiende el reconocimiento a los empleados y diputados que fueron víctimas de la sinrazón. Será un acto íntimo debido a las restricciones a causa de la pandemia, protagonizado por los familiares y un pequeño grupo de representantes políticos presentes en la institución.

La jornada de homenaje a Segura continuará a las 18 horas en el salón de actos del Museo de Teruel donde, además de los discursos oficiales, se ha programado una charla sobre la figura del presidente y el contexto histórico en el que se produjo su presidencia y su asesinato a cargo del profesor Serafín Aldecoa, responsable del área de memoria en el Comité Científico del Instituto de Estudios Turolenses. El acto tiene aforo limitado debido a las medidas sanitarias.

Un alcalde republicano

Ramón Segura Ferrer fue elegido concejal de Valderrobres en las elecciones de abril de 1931. Unos meses después pasó a ser alcalde y diputado provincial, llegando a presidir la Diputación de Teruel en distintos momentos de la II República, entre 1931 y 1936, tras la marcha del presidente Rafael Balaguer.

Al iniciarse la sublevación militar de julio de este último año, encabezada en Teruel por el comandante Virgilio Aguado, Segura fue detenido, siendo llevado preso a los sótanos del Seminario Conciliar de la capital. Posteriormente fue trasladado a Zaragoza, donde murió ejecutado en las tapias del cementerio de Torrero, sin consejo de guerra y ni siquiera un simulacro de juicio. Corrió la misma suerte que el diputado nacional por la provincia Gregorio Vilatela o el alcalde de Teruel Pedro Fabre.

DECLARACIONES DEL PRESIDENTE DE LA DPT, MANUEL RANDO:

Share This

Acepto el uso de las cookies de DPT exclusivo para gestión de estadísticas de uso. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar