La Diputación Provincial de Teruel destina 40.000 euros en total para asociaciones y explotaciones ganaderas

La Diputación Provincial de Teruel destina 40.000 euros en total para asociaciones y explotaciones ganaderas

La Diputación Provincial de Teruel dedica no pocos esfuerzos económicos y profesionales para la mejora continua de la ganadería de la provincia. A través de líneas estratégicas de subvenciones y, muy especialmente, mediante el trabajo que se lleva a cabo en la Masía “El Chantre”, la labor que desarrolla es constante para ofrecer un producto cada vez mejor y con mejores prestaciones a los posteriores consumidores de género ganadero.

De todas ellas, la ganadería ovina de la provincia es la beneficiaria del programa de mejora, destinado a incrementar la productividad de las explotaciones preservando y optimizando el patrimonio genético perfectamente adaptado a determinadas zonas turolenses, así como concienciando a los ganaderos de carne de ovino sobre la necesidad de ofrecer un producto tipificado y de calidad que permita una mejor comercialización.

Para conseguirlo, la Diputación Provincial de Teruel ha puesto en marcha una línea de subvenciones dotada con 40.000 euros y destinada a incentivar económicamente las actuaciones de mejora genética desarrolladas tanto por las explotaciones ganaderas particulares como por las Entidades Gestoras de los Libros Genealógicos de las razas. Una cuantía que pretende colaborar con todos los sectores que desarrollan una ingente labor en favor de la mejora de la ganadería ovina.

El diputado responsable del Área de Agricultura y Ganadería, Andrés Hernández, ha recalcado que estas ayudas “suponen una inyección económica fundamental para garantizar que la buena labor que están desarrollando no se vea interrumpida y siga adelante con el mismo éxito que hasta ahora”. Una tarea que realizan, según ha asegurado, en estrecha colaboración con los productores: “trabajamos de la mano con los ganaderos turolenses para la mejora de las especies de nuestra provincia”, ha resaltado el responsable de la DPT.

Esa labor conjunta ha sido muy destacada por Hernández, que ha explicado que “disponemos de ganaderos asociados que son los que nos suministran animales cuando los necesitamos o a los que suministramos también nosotros cuando lo requieren”. Ese hecho ha sido tildado por el diputado como “la prueba más evidente del trabajo conjunto entre todos para seguir haciendo de nuestra ganadería un sector trascendental para la economía turolense y con un gran reconocimiento también fuera de nuestro territorio”.

Junto a ello, Hernández ha destacado que el “pilar” fundamental de toda la tarea que acomete la Diputación Provincial de Teruel en materia ganadera y ovina es la Masía “El Chantre”. Desde allí, ha especificado, “se acometen estudios de inseminación artificial, los controles, la limpieza genética de los animales y también el enlace con los ganaderos asociados para poder gestionar la calidad de los animales con los que se están trabajando”. Todas ellas tildadas por el diputado como “muy relevantes” porque, en virtud de las mismas, “los animales salen con una genética mejorada, una morfología uniforme, no poseen ninguna enfermedad, aspecto muy importante, y todo ello provoca que todos los actores implicados sepan que genéticamente y sanitariamente están controlados”.

Los beneficios que provoca esta labor constante de coordinación entre la Diputación Provincial de Teruel y los ganaderos son indudables -ha recalcado Hernández- porque de esta manera los productores tienen la certidumbre de que poseen animales de mejor calidad y los consumidores poseen las garantías de que la carne existente en las tiendas y comercios está genéticamente controlada”.

Programa de mejora ovina en la provincia de Teruel

Una vez cerrado el plazo de la convocatoria, se recibieron en los Servicios Agropecuarios un total de cinco solicitudes de Entidades Gestoras de los Libros Genealógicos. Concretamente fueron la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Ovino Selecto de la Raza Rasa Aragonesa (ANGRA), la Unión de Productores de Rasa Aragonesa (UPRA), la Asociación de Ganaderos de la Raza Ojinegra (AGROJI), la Asociación de Criadores de Ganado Ovino de Raza Cartera (ANGORCA) y la Asociación de Criadores de Ovino de Raza Maellana (ARAMA).

Tal y como se recogían en las bases de la convocatoria, y teniendo en consideración los criterios allí establecidos, UPRA, ANGRA y AGROJI, al superar el 15% del censo total de animales inscritos en los Libros Genealógicos de las razas acogidas a este programa, podrán percibir hasta 5.000 euros en cada uno de los casos. ANGORCA, por su parte, se sitúa entre el 4% y el 15%, por lo que su montante será de 3.000 euros como máximo. Y ARAMA, al tener un porcentaje inferior, dispondrá de una subvención máxima de 2.000 euros.

Junto a ellas, para la presente convocatoria se recibieron un total de veintidós solicitudes de otras tantas explotaciones ganaderas, de las que dos quedaron excluidas al no reunir las especificidades de la misma. El resultante de la subvención a recibir por cada una de ellas vendrá determinada al multiplicar los puntos obtenidos por el valor resultante otorgado a cada punto.

Share This