La DPT destina 4.000 euros dentro del programa de colaboración con el sector agrario y ganadero

La DPT destina 4.000 euros dentro del programa de colaboración con el sector agrario y ganadero

La provincia de Teruel es cultivadora de un buen número de productos agroalimentarios de gran reconocimiento nacional e internacional y que se han convertido, por méritos propios, en señas de identidad del territorio y de nuestros pueblos. El melocotón, la trufa, el jamón o el azafrán son sólo unos ejemplos de aquellos productos que pasean el nombre de Teruel allá por donde van.

De ellos, el azafrán se ha erigido como uno de los más destacados por la enorme calidad que atesora este cultivo en nuestra provincia, especialmente en la Comarca del Jiloca, y por ese motivo la Diputación Provincial de Teruel ha destinado 4.000 euros para la Asociación de Productores de Azafrán del Jiloca (AZAJI), con lo que contarán con un respaldo económico importante para seguir llevando a cabo la tarea que desempeñan en favor del mantenimiento y desarrollo de este producto.

Según ha asegurado al respecto el diputado delegado del Área de Agricultura y Ganadería de la Institución provincial, Andrés Hernández, “Teruel dispone del mejor azafrán del mundo y es de justicia apoyar a sus productores”. Por ese motivo, ha calificado la ayuda de “modesta pero fundamental para seguir ahondando en las líneas de trabajo que está desarrollando AZAJI para volver a dotar de la importancia que tenía antaño el cultivo del azafrán en la Comarca del Jiloca”, lo que les va a posibilitar “no sólo su supervivencia sino también la revitalización del mismo dada su calidad y la posibilidad de comercializarlo a precios muy competitivos en un mercado que lo demanda”.

Hernández ha explicado que el cultivo del azafrán ha sido tradicionalmente uno de los más característicos de la provincia de Teruel, “contribuyendo de manera muy decisiva en la economía agraria de la mayor parte de las familias campesinas de la Comarca del Jiloca”. No obstante, ha lamentado que “por diversas causas de índole socioeconómica este cultivo inició en los años ochenta una paulatina regresión que le ha llevado una creciente desaparición que pretendemos ayudar a combatir con esta ayuda que destinamos a AZAJI”.

La línea de subvenciones posibilita que AZAJI pueda sufragar con ellos los gastos de publicidad, información y difusión de las actividades propias de la asociación; los derivados del funcionamiento administrativo de la asociación; y los propios del mantenimiento de la maquinaria y otros medios de producción que son propiedad de la Asociación para la mejora del cultivo.

La ayuda a los productores de azafrán se une a otras que ha materializado la Diputación Provincial de Teruel para apoyar al sector agrícola y ganadero del territorio. Gracias a ellas, las asociaciones de razas autóctonas en peligro de extinción han recibido un total de 12.000 euros y los criadores de ganado porcino recibirán una cuantía que asciende a 14.200 euros en total.

Share This