Formación UE

El técnico de la DPT José Manuel Martín (segundo a la izquierda) junto a otros participantes en el curso de formación.

Técnicos de la Diputación de Teruel y del Gobierno de Aragón han participado en un curso de formación en Budapest donde han compartido experiencias sobre la gestión y la comunicación de los proyectos Interreg Europe. Jose Manuel Martín, técnico de la Oficina de Programas de la Unión Europea, ha sido el representante de la Diputación de Teruel en este seminario formativo, centrado en el proyecto Recapture the Fortress Cities (RFC) para encontrar nuevos usos, actuales y sostenibles, a los castillos urbanos y fortalezas. La Diputación de Teruel es socio actualmente de tres proyectos Interreg Europe, SILVER SMEs, RAMSAT y RFC. En este último la Diputación de Teruel es el socio líder.

En el proyecto RFC, la Oficina de Programas de la Unión Europea de la Diputación de Teruel es la encargada de la comunicación, gestionando la página web https://interregeurope.eu/rfc, y las redes sociales. En este contexto, José Manuel Martín ha valorado positivamente esta acción formativa: “La formación específica que nos facilita Interreg Europe es muy útil para la implementación de nuestros proyectos. Gran parte del éxito de los proyectos es optimizar el dinero invertido y saber comunicar a los ciudadanos las buenas prácticas y la mejora de políticas que se consiguen a través de ellos”.

El proyecto Recapture the Fortress Cities tiene como objetivo principal el desarrollo de estrategias de sostenibilidad para los castillos urbanos y ciudades amuralladas de países de toda Europa, para mejorar la forma en la que se gestionan y también su relación con las ciudades cercanas y la relación fortaleza-ciudad. Las actuaciones tratan de revitalizar el patrimonio relacionado con ciudades fortificadas y edificios fortificados y su relación con las zonas urbanas, de forma que estas construcciones mejoren su sostenibilidad y mantenimiento y resulten no solo un atractivo turístico para sus visitantes, sino que además se conviertan en un centro de realización de actividades, de forma que la protección tanto de sus edificios como de su entorno mejoren.

Esta iniciativa pretende generar modelos eficaces de gestión para la puesta en valor del patrimonio cultural existente. Además está prevista la mejora de las políticas regionales que afectarían a 119 enclaves de esta tipología a lo largo de la provincia de Teruel, entre ellas el Castillo de Alcañiz, las masadas fortificadas del Maestrazgo, la muralla de Albarracín o la Torre Piquer de Berge. El proyecto está compuesto por 7 socios y participan instituciones de 7 países, República Checa, Bélgica, Grecia, Rumanía, Eslovaquia, Alemania y España.

Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar