El Inspector Jefe del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento, José Luis Moliner, explica las nuevas instalaciones al vicepresidente de la Diputación de Teruel, Alberto Izquierdo, y al diputado delegado del Servicio, Julio Esteban.

El Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento de la Diputación de Teruel cuenta desde este año con un centro de formación y entrenamiento, ubicado en el Parque de Teruel, en el que los bomberos podrán realizar prácticas de rescate, al simular con las condiciones más realistas posibles una vivienda, además de la realización de prácticas de excarcelación de vehículos en distintas situaciones. El vicepresidente de la Diputación de Teruel, Alberto Izquierdo, y el diputado delegado del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento, Julio Esteban, han visitado las nuevas instalaciones que, han destacado, permitirán a efectivos de nuevo ingreso y a aquellos en activo, actualizarse con nuevas técnicas de combate de incendios y rescate.

La actuación ha tenido un coste de 173.745,08, procedentes del Fondo de Inversiones de Teruel, y se ha ejecutado en dos meses y forma parte de una inversión de 500.000 euros de una partida del Fondo de Inversiones de Teruel de 2018, con la que también se ha acometido la primera fase de adecuación de la nave que acogerá el Servicio en la capital turolense.

En el centro de entranamiento se podrán simular incendios estructurales y de vehículos, rescate en espacios confinados, búsqueda localización y rescate de personas o rescate vertical, entre otros. El centro está ubicado junto a las actuales instalaciones del Parque de Teruel y consiste en un espacio abierto con varias zonas diferenciadas:

  • Zona de maniobras, consistente en un espacio abierto con un edificio o “casa de fuego”, con una planta sobre rasante formada por tres contenedores en forma de T, más la ubicación de un contenedor de buceo en humos.
  • Zona de fuego, se trata de un espacio para maniobras y prácticas con fuego real que permitan controlar y visualizar las prácticas con seguridad, en él se colocará un contenedor del que ya disponen en actualmente para la práctica de flashover.
  • Zona de tráfico para prácticas de excarcelación de vehículos en distintas situaciones con una simulación de cuneta de 12 m de largo, 1.2 m de alto y 2 m de ancho. Estas tres zonas mencionadas se ubicarán sobre la solera que se va a construir.
  • Instalación auxiliar con un aula “sucia” y un almacén. El aula “sucia” consiste en dos casetas de obra unidas entre sí en la que se llevará a cabo la parte teórica de las prácticas, y el almacén para el equipo de protección situado en la instalación auxiliar será un contenedor de 12 m. Se han colocado en el espacio situado entre la parte trasera del hangar y la nave existente.

La casa de fuego, la zona de maniobras y la zona de tráfico se han ejecutado sobre una solera de hormigón armado de 10 cm de espesor de 18×40 m y sobre una capa de hormigón de limpieza de 10 cm. Esta casa de fuego simula una vivienda gracias a tres contenedores, con un pasillo en común en forma de T, que tienen como elemento de unión y cierre el techo. En la parte exterior derecha de los contenedores va colocada una escalera con peldaño antideslizante. El contenedor izquierdo está compuesto por dos habitaciones separadas por tabiques de chapa, que facilitarán el movimiento de gases y humo al pasillo central en T y el contenedor derecho está compuesto por tres estancias.

Aspecto exterior de la instalación que simula a una vivienda.

Además, se ha colocado una escalera interior en la primera estancia del contenedor izquierdo para simulación de una hipotética planta superior, con peldaños antideslizantes. El contenedor perpendicular se divide en dos estancias y dispone de chimenea situada en la parte centro – izquierda del techo. En el pasillo central hay una estructura para realización de fuego. En la parte exterior derecha de los contenedores va colocada una escalera con peldaño antideslizante.

En la parte superior externa se coloca una barandilla que bordea el perímetro exterior de dicho contenedor. El contenedor perpendicular se divide en dos estancias y en la parte superior externa se coloca una barandilla que bordea todo el perímetro exterior. Además, se ha colocado una escalera interior en la primera estancia del contenedor izquierdo para simulación de una hipotética planta superior, con peldaños antideslizante.

El contenedor de buceo en humos está compuesto por dos contenedores de 12 metros unidos entre sí. El tabique que une ambos contenedores tendrá una longitud de 8 metros de largo. En el lado contrario se ha colocado una puerta y una ventana y en el lado derecho está ubicada una ventana, además de una estancia de unos 5 metros de largo, con una puerta y una ventana en el lado contrario. El contenedor perpendicular dispone de chimenea situada en la parte centro – izquierda del techo y hay una estructura para realización de fuego en el pasillo central.

La zona de formación y almacén de material consiste en una zona compuesta por un aula “sucia” donde se dará la formación teórica antes de la realización de las prácticas. También se dispondrá de un contenedor marítimo de 12 de longitud, que se utilizará como almacén para todo el material y equipamiento utilizado en las prácticas. El aula está compuesta por dos casetas de obra diáfanas de dimensiones aproximadas 6000×2360 mm, unidas entre sí, dotadas de instalación eléctrica completa.

Interior de la instalación.

Adecuación de la nave

También han concluido las obras de la primera fase de adecuación de la futura sede del parque de bomberos, que han consistido en la sustitución del tejado de la nave en la que irá ubicado, una instalación aledaña a las actuales instalaciones y propiedad de la institución provincial que presentaba problemas por contener amianto. La Diputación de Teruel encargó a la empresa pública Tragsa la redacción del proyecto y la ejecución de las obras por 288.935,12 euros.

Los trabajos han consistido en la sustitución de las cubiertas de la nave, de fibrocemento, el derribo de las particiones interiores y el desmontaje de parte de la nave lateral. La cubierta de talleres ha supuesto un área afectada a desmontar de aproximadamente 1.553,50 m². Los trabajos de desmontaje de las cubiertas se han realizado mediante una “desmontaje selectivo”, seleccionando materiales para su retirada a vertederos específicos y posterior reciclaje.

La cubierta del edificio se ha resuelto mediante un panel sándwich prefabricado, colocando canalones de chapa de aluminio lacado y bajantes circulares de aluminio lacado, como actuaciones más destacadas. Una vez realizada la sustitución de la cubierta se han realizado los trabajos de demolición selectiva de los tabiques interiores de la nave con lo que ha quedado un espacio diáfano.

Share This

Acepto el uso de las cookies de DPT exclusivo para gestión de estadísticas de uso. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar