Fotografía de familia del equipo del Museo en la logia en 2012 en la celebración del Día Internacional de los Museos.

El Museo Provincial de Teruel aúna tres mundos: la arqueología, la etnografía y el arte contemporáneo, y lo hace a través de sus colecciones permanentes y sus exposiciones temporales. Si echamos la vista atrás, estas últimas han marcado el inicio y el devenir del Museo, y en la actualidad superan las 380 desde que esta entidad comenzara a andar. Concretamente son 385 las exposiciones temporales que el equipo humano del Museo muestra en su registro histórico, 255 realizadas en varios espacios del propio museo, como su sala de exposiciones temporales, el hall del salón de actos, la sala de lectura de la biblioteca, o la logia, y 130 las organizadas en otros lugares, como son algunos municipios de la provincia, ciudades españolas o del extranjero.

Antes de que el Museo se inaugurara en la Casa de la Comunidad, ya acogió su primera exposición, fue una muestra de Pablo Serrano en noviembre de 1986, y desde entonces hasta el último conjunto expuesto de “Picasso y Aragón. Goya-Gargallo-Buñuel”, la institución ha trabajado sobre casi 400 exposiciones temporales en 35 años. “El Museo se inauguró en marzo de 1987, pero en noviembre de 1986 ya acogimos una exposición antológica sobre Pablo Serrano, organizada por la entonces Fundación Museo Pablo Serrano, que ha derivado en el IAACC Pablo Serrano”, explica la coordinadora de exposiciones temporales, Anabel Herce, a punto de jubilarse tras pasar las últimas décadas de su vida profesional en el Museo Provincial de Teruel.

En la lista de exposiciones registradas que se han llevado a cabo en el Museo, bien producidas por sus trabajadores o simplemente acogidas en sus espacios, la número 255 la ocupa la muestra que ha desvelado el encuentro de Picasso con la comunidad aragonesa a través de sus lazos con Francisco de Goya, Pablo Gargallo y Luis Buñuel, mientras que la 256 corresponde a la próxima muestra de las obras de la última edición del Premio Internacional de Cerámica Contemporánea (Cerco). “Esta cifra refleja mucho trabajo, especialmente las más de cien que hemos llevado fuera de nuestro entorno porque significa que es una exposición que hemos iniciado aquí y llevado después a otra sala, o que hemos producido expresamente para el otro espacio, en Alcañiz, Calamocha, Madrid, Granada, Valencia, Barcelona o en el extranjero, como es el caso de París o Múnich, porque hemos hecho exposiciones fuera de nuestro ámbito provincial, indica Herce. “Cada traslado de una exposición significa mucho trabajo de coordinación y supervisión, tienes que encajar una exposición en otra sala, y es necesario conocerla, hay que coordinarse con el personal del otro lugar, lo que supone mucho esfuerzo previo, así como preparar el transporte óptimo de las obras”, detalla.

En el caso de las exposiciones trasladadas a municipios de la provincia, Herce asegura que “el Museo ha llegado a casi todos los pueblos”. Y recuerda con especial atención la muestra de los hermanos Górriz, relacionada con el taller de cerámica de Teruel, “muy trabajosa porque había que montar una decena de vitrinas, transportarlas, volver a montarlas y después desmontarlas, y a veces hacíamos esa exposición solamente para una semana, coincidiendo con las fiestas patronales”, comenta.

Picasso, Miró o Dalí

Entre las citas con las que el museo turolense ha generado gran expectación, cabe recordar las exposiciones de surrealismo, que contaban con prestadores internacionales y trajeron hasta Teruel obras de Picasso, Miró, Dalí, Buñuel o Saura, entre otros. “Los catálogos de estas exposiciones están prácticamente agotados, son catálogos de referencia y los estudiantes los reclaman en las bibliotecas especializadas”, recalca Anabel Herce. Asimismo, hace referencia a las convocatorias de las Becas Endesa, realizadas entre los años 1989 a 2015, con autores reconocidos internacionalmente como, Teresa Lanceta, Néstor Sanmiguel, Carlos Pazos, Alicia Framis, Fernando Sánchez Castillo, Cristina Lucas o Sergio Prego.

Las exposiciones monográficas han sido muy visitadas y, si se trata de un artista conocido con una importante trayectoria, también se da gran afluencia de público. Aunque aquellas que guardan relación con Teruel no se quedan atrás y atraen a numerosos visitantes de la provincia. “También ciertas exposiciones de arqueología que han sido muy emblemáticas han tenido muchos visitantes”, añade Herce. Como si se tratara de un ranking, el Museo dispone de una lista con las exposiciones más vistas, y algunas superan los 10.000 visitantes, e incluso los 15.000 si han permanecido más de dos meses.

Fotografía del montaje de la exposición “La linterna de Aristóteles” en 2016.

El perfil de visitante que entra al museo es muy variado y depende de la exposición en curso. “Cada exposición tiene su público”, dice Herce, “si es sobre fotografía es un público aficionado a la fotografía y joven, si es sobre arqueología o etnografía es un elenco más amplio, sin embargo siempre tenemos un público fiel, al margen del que pueda venir puntualmente con las visitas turísticas”. Este público habitual está integrado por artistas turolenses o aficionados al arte, que siguen todas las inauguraciones del Museo.

El Museo Provincial suele hacer al año un máximo de 8 a 10 exposiciones, tanto en sus instalaciones como en otras ciudades, aunque lo habitual son 6. Esta entidad de la Diputación de Teruel también se ha visto afectada por las consecuencias de la pandemia y tuvo que alargar exposiciones durante meses, debido a la imposibilidad de renovarlas o al encontrarse la provincia cerrada perimetralmente.

La actividad generada por el Museo durante las últimas tres décadas con sus exposiciones temporales reúne una importante documentación y un destacado archivo fotográfico que, unidos a la exposición permanente con un itinerario por más de 300.000 años de historia y la colección de arte contemporáneo diseñada para el futuro museo con cerca de mil obras, conforman una gran cápsula del tiempo del pasado y presente del territorio turolense.


ANABEL HERCE. Coordinadora de exposiciones temporales del Museo de Teruel

Comparte