EL MUSEO DE TERUEL MUESTRA EN ALCAÑIZ LA  EXPOSICIÓN “PINTURA CORRIENTE “ DE ENRIQUE LARROY

EL MUSEO DE TERUEL MUESTRA EN ALCAÑIZ LA EXPOSICIÓN “PINTURA CORRIENTE “ DE ENRIQUE LARROY

La Sala de exposiciones del Ayuntamiento de Alcañiz alberga la exposición “Pintura corriente” de Enrique Larroy organizada por el Museo de Teruel. La muestra permite contemplar el trabajo creativo más reciente de un pintor que cuenta ya con una trayectoria consolidada en el panorama artístico nacional. Son 20 obras realizadas en los dos últimos años las que confirmen la riqueza y sutileza plástica que ha alcanzado Larroy en el uso complejo y original del color, la forma, la geometría, el azar, el tiempo y el espacio como base de su trabajo.
Para la organización de esta muestra en la ciudad bajoaragonesa, el Museo de Teruel ha contado con la colaboración del Ayuntamiento de Alcañiz. Previamente, la exposición pudo verse en las salas del Museo de Teruel durante los meses de abril y mayo. En Alcañiz, “Pintura corriente” podrá visitarse hasta el 5 de julio.
Según afirma Chus Tudelilla, comisaria de la exposición, el propósito de Larroy (Zaragoza, 1954) en “Pintura corriente” es “abordar la pintura en su poética misma: se trata de posar la mirada en la superficie del cuadro para así aproximarnos al acto de pintar, con el deseo de comprender desde el análisis crítico, y por supuesto desde la soberana intuición, los mecanismos puestos en práctica por el pintor para permitirnos ver. La pintura hace entonces acto de presencia, dirigiendo la mirada de quien la contempla hacia ámbitos insospechados, arrumbando certezas y propiciando desvíos impredecibles en las huellas de la acción de quien las ejecuta”.
UNA PINTURA QUE BUSCA EL ASOMBRO DEL ESPECTADOR
El propio Enrique Larroy ha declarado que ese mundo extraño, entre lo figurativo y lo abstracto, que caracteriza su pintura es fruto de su interés por “crear sensaciones de inestabilidad que lleven al observador a una reflexión estética. A mí lo que me interesa es crear la sensación del mago, del ilusionista, aquello de la paloma que sale de la chistera. Mis cuadros pretenden forzar esa reflexión estética desde el asombro y la perplejidad. Me gustaría que la gente se quedase un poco ensimismada y se preguntase qué está ocurriendo aquí”.
En opinión de Chus Tudelilla, “desde los inicios, la pintura de Larroy responde a un complejo mecanismo perceptivo de carácter procesual, en el que son fundamentales las relaciones espacio-temporales, la práctica de las más diversas y dispares estrategias picturales y el protagonismo del color, la geometría y el azar, elementos determinantes en el devenir de una cartografía de arquitecturas ilusorias que precisa fijar sus límites en un territorio al que sin embargo acaba siendo ajena, toda vez que la pintura impone sus reglas sobre la realidad supuestamente conocida. Y todo enredado en la pulsión de juegos ópticos y paradojas que en las últimas pinturas descubren su lado más oscuro en un tiempo excitado”.
La exposición reúne obras de gran formato fechadas en 2008 y 2009, realizadas en su mayoría mediante la técnica de óleo y acrílico sobre tela. Entre ellas figura el políptico “Insistentemente mareados” que Enrique Larroy inició en 2003 y que desde entonces sigue expandiéndose en el tiempo y en el espacio. Junto a las pinturas, dos series fotográficas: la primera, ilustrativa del proceso de creación del díptico “Imagen simplificada de la realidad”, tiene un carácter ilustrativo y documental; la segunda, “Paisaje inacabado. Régimen abierto”, un recorrido perceptivo por una casa abandonada en el paisaje. La fotografía, que siempre ha fascinado a Larroy, nunca había tenido tanta presencia como en esta exposición.
PROFUNDIZAR EN EL UNIVERSO PICTORICO DE LARROY
La exposición “Pintura corriente” cuenta con un cuidado catálogo que, más allá de reproducir la obra expuesta, se convierte un utilísimo instrumento de análisis para profundizar en el universo pictórico de Enrique Larroy. Artistas, escritores, historiadores y críticos de arte brindan al visitante de la exposición un plural repertorio de interpretaciones, un fructífero intercambio de ideas que le permitirá acerca de la pintura de Larroy. Se ha tratado así de evaluar los conceptos que, a lo largo del tiempo, han estado presentes en el proceso creativo de Larroy. Por ello, junto al texto de la comisaria de la exposición Chus Tudelilla y a una amplia conversación que mantiene con el pintor, el libro-catálogo reúne colaboraciones de: Manuel Vilas, Alicia Murría, Francisco Carpio, Pedro G. Romero, Pablo Llorca, Mariano Navarro, Fernando Sinaga, Miguel Cereceda, Alejandro Ratia y José Luis Cano.
Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar