La Presidenta de la Diputación, Carmen Pobo, acompañada del vicepresidente 1º, Francisco Abril, ha valorado hoy el trabajo realizado durante el pasado 2012 y ha afirmado “estar satisfecha por todo lo que se ha conseguido hacer en sólo un año”, no obstante, ha matizado que “aún hay muchos proyectos de mejora que vamos a llevar a adelante a lo largo de los próximos años”. Pobo ha señalado que desde el inicio de la legislatura uno de los objetivos principales es conseguir una gestión más eficiente y ha indicado que se “está yendo por el buen camino”. La Presidenta de la Diputación ha subrayado que se están optimizando los recursos “al máximo” y se están consiguiendo “muy buenos resultados gastando mucho menos”.
Pobo ha recordado que sus tres máximas son, transparencia, eficacia y responsabilidad y que su mayor preocupación son los municipios turolenses. Según la Presidenta el objetivo principal del Equipo de Gobierno es “mejorar la calidad de vida de los turolenses y asistir a todos nuestros Ayuntamientos”. Para ello, ha matizado, es necesario “poner orden primero y sanear económicamente la institución, avanzar en una gestión eficaz, para contar con más recursos y resolver las necesidades de los 236 municipios de la provincia”.
Los números confirman que la institución provincial sigue dando pasos firmes en el proceso de mejora económica. Buena prueba de ello es uno de los datos más positivos de 2012 como la reducción de la deuda en un 11%.Concretamente,la DPT ha amortizado en 2012 un total de 5’2 millones de euros de deuda financiera y ha devuelto, por la obligación de hacer frente a las liquidaciones negativas de la cesión y participación en tributos del Estado de 2008 y 2009, un total de 3,5 millones de euros. En ese sentido, conviene recordar que la Diputación de Teruel decidió hacer esa devolución en cinco años en lugar de acogerse a la posibilidad de retrasarla a diez anualidades. Dicha medida, que conlleva un importante compromiso de rigor y control presupuestario, permitirá acelerar el proceso de regularización de dicha deuda.
Todo ello se ha llevado a cabo priorizando siempre las necesidades de los 236 municipios turolenses. A pesar de las restricciones económicas se ha hecho un gran esfuerzo desde la DPT para ayudar a solucionar los problemas a los que se han enfrentado los Ayuntamientos de la provincia en el último año. Entre los planes aprobados por la Diputación en 2012 se encuentra el PAEM Especial (del que se han beneficiado 97 Ayuntamientos), el Plan de Ayuda Económica Municipal (que ha llegado a los 236 municipios turolenses), el Plan para las Necesidades Urgentes de Ayuntamientos (utilizado por 45 Consistorios) o el FEADER 2013 (que llegará a 151 pueblos de la provincia). La suma de todos ellos asciende a 7.262.787,32 euros.
Además de estos planes, en 2012 se han resuelto ayudas en diferentes programas cuyo importe total asciende a 1.612.896 euros. Como ejemplo las subvenciones de Presidencia y Junta de Gobierno a Ayuntamientos y Asociaciones han llegado a 164 Asociaciones y 42 Consistorios. Las ayudas a residencias de la 3ª edad y centros de día se han repartido entre 25 entidades y las subvenciones de acción social entre 37. Más de 100 consistorios han recibido ayudas del “Programa de actividades de Ayuntamientos”; otros 81 han obtenido subvenciones del programa “Circuito Artes Escénicas” y 192 Consistorios han recibido ayudas de la campaña “Música y Teatro”.
De acuerdo con el principio básico de priorizar la contención en el gasto corriente, el actual Equipo de Gobierno de la Diputación de Teruel ya promovió que el presupuesto de 2012 reflejara una reducción mínima del 20% en dicha cuantía.
Dentro de esta línea de actuación en reducción del gasto corriente es destacable, por ejemplo, la partida de protocolo que se ha reducido un 77%. Para mayor concreción los gastos correspondientes a la Presidenta se han reducido en un 97,7% con respecto al anterior Presidente de la institución.
Otra cifra muy significativa del grado de compromiso en materia de control del gasto es lo que se ha conseguido ahorrar a través de nuevas contrataciones. Servicios como la telefonía o la compra de papel no se sacaban a contratación. Sólo en estos dos ejemplos el ahorro para la institución asciende a 170.000 euros al año.
Además se han eliminado gastos superfluos como la compra de botellines de agua mineral cuyo coste anual rondaba los 12.000 euros. También se ha suprimido el servicio de máquinas de café que costaba al año alrededor de 2.500 euros. Los gastos en floristería se han reducido al mínimo y se ha cancelado el servicio de riego de plantas, el ahorro anual en este caso es de más de 4.100 euros. Tampoco se encargan ya calendarios y agendas, un gasto que suponía para la Diputación Provincial alrededor de 14.000 euros anuales.
Como se puede comprobar el gasto corriente en 2012 se ha ajustado lo máximo posible para revertir el mayor número de recursos a los asuntos prioritarios, competencia de la DPT.
Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar