La Diputación de Teruel y el Gobierno de Aragón van a poner en marcha el convenio, suscrito recientemente, que va a facilitar la colaboración institucional en la apuesta municipal por el medio ambiente. El vicepresidente 1º, Francisco Abril y el director general de Gestión Forestal del departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Roque Vicente, junto al diputado delegado de Medio Ambiente, Francisco Narro, han presentado las actuaciones cuyo objetivo es poner en valor el entorno natural de los municipios y garantizar la prevención de los incendios forestales.
Este acuerdo va a permitir desarrollar diferentes actuaciones enmarcadas en el ámbito de la gestión forestal como las campañas de seguimiento y lucha contra parásitos, enfermedades y plagas forestales en los montes de la provincia, así como la atención de las consultas y necesidades que planteen ayuntamientos y particulares. Estas actividades se desarrollarán desde el laboratorio de Sanidad Forestal de Mora de Rubielos, dependiente del servicio provincial de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón en Teruel. Una segunda línea de colaboración se centra en el cultivo de plantas de especies forestales destinadas a los programas de reforestación que realicen los municipios de la provincia. Las plantas procederán del vivero de Santa Eulalia del Campo y se destinarán a ayuntamientos y Diputación Provincial. La entrega de plantas se realizará, previa solicitud, para plantaciones forestales y aquellas jornadas como el Día del árbol o celebraciones similares.
El convenio incide, especialmente, en la prevención de incendios forestales mediante el fomento de la ganadería extensiva. Para ello promueve la creación o mejora de infraestructuras ganaderas y tratamientos selvícolas de mejora de masas arboladas para su aprovechamiento ganadero. El vicepresidente 1º de la DPT ha destacado la importancia de “recuperar” la ganadería extensiva para el mantenimiento de cortafuegos porque “la experiencia ha demostrado que es una de las mejores vías para controlar eficazmente la vegetación herbácea y arbustiva y evitar así los incendios forestales”. Francisco Abril subrayaba que “trabajar en este objetivo es una inversión para el futuro medioambiental y económico de la provincia de Teruel”.
Por último plantea el desarrollo de actividades formativas relacionadas con gestión forestal y prevención de incendios forestales. La financiación de estas actuaciones cuenta con un presupuesto total de 105.000 euros, de los cuales el Gobierno de Aragón aporta 55.000 euros y la Diputación de Teruel, 50.000.
Share This