El vicepresidente 1º de la DPT y el director general de Gestión Forestal del Gobierno de Aragón, Roque Vicente, han conocido el trabajo que realizan Mari Nieves y Cristina Loras, de la explotación “Ganados Loriz”, en Allepuz y Fabián Izquierdo, en Alcalá de la Selva. En el primero de los casos se trata una familia de Cedrillas, vinculada tradicionalmente a la ganadería de ovino, con reses de la raza cartera. También en el segundo de los casos es un ganadero con amplia tradición familiar y que realiza labores de pastoreo en la zona situada entre Alcalá de la Selva, El Castellar y Cedrillas.
El departamento de Agricultura y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón ha sido el encargado de seleccionar las zonas de alto riesgo de incendios donde pasta el ganado. Las cerca de 600 hectáreas de superficie se distribuyen en los términos municipales de Albarracín, Alcalá de la Selva, Allepuz, Bezas, Cantavieja, La Ginebrosa, Monroyo, Segura de Baños, Torre de Arcas, Torrecilla del Rebollar, Valderrobres y Villanueva del Rebollar. Ese departamento ha determinado, además, las condiciones técnicas que deben de cumplir y será el encargado de realizar el seguimiento y certificación del pastoreo efectivo en las zonas asignadas a cada rebaño. La Diputación de Teruel, por su parte, ha seleccionado los ganaderos que realizan las labores de pastoreo y, posteriormente, llevará a cabo el pago de las actuaciones previstas. A esta primera intervención se sumará una segunda en áreas de cortafuegos con aprovechamiento de pastos para la que se está realizando una selección de ganaderos que podrán acceder a 1.228 hectáreas.
El vicepresidente 1º de la DPT, Francisco Abril y el director general de Gestión Forestal, Roque Vicente, han explicado que los ganaderos “ya realizan labores de pastoreo en las zonas donde ha determinado el departamento de Agricultura y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón”. Ambos han indicado que con un verano tan seco como éste, “la eliminación de esta vegetación en áreas de cortafuego va a ser fundamental en la prevención de incendios forestales”.
Francisco Abril, ha señalado que, de esta manera, “recuperamos una de las labores que tradicionalmente realizaba la ganadería extensiva”. La cabaña de ovino, bovino, caprino y equino “puede hacer un trabajo fundamental para mantener un medio natural sostenible, sin olvidar el papel social que juega y que tanto beneficia al medio rural. No podemos olvidar que gracias a la agricultura y a la ganadería todavía mantenemos gente en un buen número de municipios”.
El vicepresidente 1º de la DPT recordaba que “el sector primario necesita incentivos para mantener abiertas sus explotaciones, primar el relevo generacional, y es ahí donde las instituciones debemos colaborar”. Por ello, “consideramos necesario mantener esta línea de trabajo que se suma a aquellas labores selvícolas que inciden en la protección del medio natural de la provincia de Teruel”.
La Diputación de Teruel financia estas actuaciones con un total de 50.000.
Share This