Con este acuerdo, ambas entidades complementan sus recursos y coordinan el respaldo económico que prestan al fomento de las diferentes ferias que se celebran en la provincia de Teruel. Para Carmen Pobo, “las ferias son un magnífico escaparate y termómetro de cuanto ocurre en el medio rural turolense”. Por ello, dice, “desde la Diputación Provincial se apoya a aquellas ferias que tienen como fundamento de su actividad el sector agropecuario”. Según la Presidenta de la Diputación de Teruel, este convenio con la Caja Rural de Teruel, “es un modelo a seguir porque nos permite continuar arrimando el hombro, sumando esfuerzos y cooperando a favor del interés general de nuestro sector agrícola y ganadero”.

Además de destinar recursos económicos, la Diputación de Teruel colabora de manera muy activa en la organización y desarrollo de dichos certámenes feriales. A través de sus servicios agropecuarios, la DPT brinda un significativo apoyo técnico (préstamo de material, asesoramiento, participación en los jurados calificadores, etc.). Esa intensa línea de trabajo a favor de la celebración de eventos feriales en nuestros municipios se lleva a cabo mediante un Programa de Ayudas que contempla la concesión de subvenciones a los Ayuntamientos organizadores de las ferias por un importe, en 2013, de 30.350 euros. También la DPT realiza en las ferias la exposición de ejemplares de ganado selecto de la especie ovina y dona sementales ovinos para premiar a los expositores de ganado.

Por su parte, la aportación de la Caja Rural de Teruel supondrá este año 12.140 euros. Con esta medida, la Caja muestra una vez más su profunda implantación en el agro turolense, a cuyos intereses sirve como cooperativa de crédito.

Tradicionalmente, son un total de 17 las localidades turolenses que organizan ferias, jornadas y certámenes agropecuarios de carácter anual.

Share This