Con la llegada a la Fase 3, el Museo de Teruel retoma las visitas guiadas. Serán de hasta 20 personas y siempre con cita previa. Además, adapta sus condiciones y amplía desde este martes el aforo de un 30 a un 50%, manteniendo todas las medidas sanitarias adoptadas en su reapertura tras el confinamiento. El cambio de fase en la desescalada también trae consigo la reapertura de uno de los espacios del edificio que permanecían clausurados, la logia, desde donde se disfrutan de unas preciosas vistas del cimborrio de la catedral.

Desde que el Museo de Teruel abrió sus puestas adaptado a la nueva normalidad, justo al comienzo de la Fase 1, ya se había recibido alguna petición para realizar visitas guiadas, no permitidas hasta la fase 3. Es necesario concertar una cita previamente, a través del teléfono 978600150, y son los propios servicios del Museo de Teruel quiénes se ocupan de contactar con los guías oficiales. La visita es gratuita.

En esta fase permanecerán cerradas al público las salas de Agricultura, en la sección de etnografía, y de farmacia en la planta primera. Se restringe el uso de los aseos o los ascensores a situaciones límite o en caso de dificultad de movilidad. Es obligatorio el uso de mascarillas, todos los visitantes deben seguir desinfectándose las manos con gel hidroalcohólico a la entrada y mantener una distancia de seguridad entre personas de, al menos, dos metros si no van en grupos familiares. Además, se debe evitar el contacto con vitrinas y elementos de mobiliario.

Los horarios de visita son de 10.00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 de martes a viernes. Sábados y domingos el horario es de 10:00 a 14.00 horas.

Exposición temporal

El miércoles, 10 de junio, comienza una nueva exposición temporal en la planta baja del Museo de Teruel, la primera tras el inicio del estado de alarma y después del confinamiento. Se trata de “La arena del tiempo (2013-2019)” del artista turolense Pedro Pérez Esteban, un proyecto fotográfico que gira alrededor de estructuras industriales ya cerradas y que representaron un importante papel en el tejido social de la provincia de Teruel. Podrá visitarse hasta el 26 de julio.

La exposición se divide en 5 partes. “Minería”, “El Utrillero” y “La Central” atestiguan el declive minero, ferroviario y de producción energética. Pérez Esteban indaga en un sector económico que fue vital en el área de las actuales comarcas Cuencas Mineras y Andorra Sierra de Arcos. Además, bajo el lema “Naufragios”, el fotógrafo propone juegos visuales, encuadres inusitados, dobles imágenes o sombras chinescas que genera nuevas perspectivas sobre lo que hoy solo son vestigios de una actividad productiva. El último apartado, “Desde las entrañas” incide en al capital humano imprescindible para la extracción del carbón a través de retratos y elementos relativos a sus lugares de trabajo.

En total, la exposición consta de 93 fotografías, tomadas entre 2013 y 2019, que constituyen un itinerario visual por la memoria industrial de la provincia. Ya se pudo ver anteriormente en la Casa de los Morlanes de Zaragoza, pues la exposición es un proyecto conjunto del Museo de Teruel con el consistorio zaragozano.

Share This

Acepto el uso de las cookies de DPT. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar