Las banderas del balcón de la sede provincial ondean a media asta

La Diputación Provincial de Teruel quiere manifestar públicamente su más sincero pésame y su más enérgica condena ante los sucesos acaecidos en la jornada de ayer entre las localidades de Albalate del Arzobispo y Andorra. La Institución quiere hacer llegar de esta manera las condolencias de todos los trabajadores y representantes públicos que conforman este Administración a los familiares y amigos de Víctor Romero Pérez, Víctor Jesús Caballero Espinosa y José Luis Iranzo Alquézar.

Vivimos en una provincia que hace gala de su tranquilidad y seguridad como dos de los valores más reconocibles de nuestros pueblos. Ello no sería posible sin la encomiable labor que llevan a cabo los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y muy especialmente la Guardia Civil, que protege a todos los ciudadanos de nuestro extenso territorio ya sea en un pequeño municipio o en nuestra capital. Todos los días del año y ante cualquier circunstancia que suceda en una de las 236 localidades.

Por todo ello, hoy más que nunca y con mayor fuerza si cabe, queremos dar nuestro aliento a la Guardia Civil en estos difíciles momentos y también queremos ensalzar la profesionalidad de la que siempre hacen gala y que merecen el mayor de los reconocimientos posibles. Tal es así que la Diputación de Teruel concedió el pasado año 2016 a este cuerpo la Cruz de San Jorge, la máxima distinción que otorga la Institución provincial. Un galardón justo y sincero por parte de la sociedad turolense que tiene tanto que agradecerle, como también recibió en 1981 el genial cantautor José Iranzo, abuelo de uno de los fallecidos en la tarde de ayer.

Jornadas como las vividas son el perfecto ejemplo de que son las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado los principales garantes de la paz y la libertad que entre todos los españoles nos dimos. Son precisamente ellos, con su trabajo a lo largo y ancho de la geografía de nuestro país y provincia, los que preservan y protegen los derechos que la Constitución nos reconoce.

Hoy Teruel está de luto. Lo están todos los municipios de nuestra provincia y como sentir mayoritario de nuestra sociedad, la Diputación Provincial de Teruel se quiere sumar al duelo y la consternación que vive toda la provincia con el izado de las banderas de nuestra sede a media asta y con un minuto de silencio al inicio del pleno extraordinario previsto para hoy. Un sencillo homenaje y muestra de respeto al que se van a unir los trabajadores de esta Institución como señal palpable y sentida de dolor por las tres pérdidas y también como reconocimiento a los profesionales que han trabajado por detener al supuesto culpable de estos execrables asesinatos.

Hoy nuestra querida provincia cuenta con tres personas menos, pero para siempre quedará en el recuerdo todo lo que hicieron por hacer de nuestro territorio un lugar cada día mejor. Ya sea desde su responsabilidades en la Guardia Civil o como ganadero, esa noble actividad tan importante para la economía de nuestro territorio, y como representante sindical, su labor deberá ser reconocida para siempre. Los turolenses notaremos muy sinceramente sus ausencias.

Finalmente queremos anunciar públicamente que la Diputación Provincial de Teruel ofrece modestamente su apoyo para todo lo que puedan requerir de esta Institución los familiares, amigos y conocidos de los fallecidos, así como quiere también recordar y mostrar su solidaridad con los heridos del pasado 5 de diciembre en Albalate del Arzobispo, deseando su más rápida recuperación.

Descansen en paz Víctor Romero Pérez, Víctor Jesús Caballero Espinosa y José Luis Iranzo Alquézar.

Share This