caminos rurales Tragsa

Alberto Izquierdo (derecha) y José Sancho (segundo por la izquierda), con responsables de Tragsa en una visita para conocer la maquinaria

El Plan urgente de la Diputación de Teruel para el arreglo de caminos rurales beneficiará a 65 municipios de la provincia de Teruel en los que comenzarán a trabajar las máquinas ya la próxima semana. El Plan, que tiene un presupuesto de 315.000 euros, permitirá acometer en alrededor de dos meses los trabajos que no se habían podido realizar en los últimos años, y que solo con equipos propios dentro del trabajo ordinario, costaría dos años en llevar a cabo.

Este plan es posible gracias a la colaboración de la empresa pública Tragsa, que aporta a través de contratos con empresas locales hasta doce equipos de maquinaria, que refuerzan los cinco de los que dispone la Diputación para estos trabajos. A la actuación urgente en caminos se sumará otro plan específicamente destinado al arreglo de carreteras provinciales, al que se destinarán unos 2,5 millones de euros y que también se desarrollará a partir de este próximo mes de noviembre.

Se trata de un “despliegue extraordinario” ha explicado el vicepresidente de la Diputación de Teruel y delegado del Área de Infraestructuras, Alberto Izquierdo, que se centrará en actuar en los caminos y carreteras en los que no se ha podido actuar en los últimos años. Así, las fuertes tormentas que ha vivido la provincia, así como la entrada en vigor de la Ley de Contratos y las dificultades presupuestarias hicieron que en algunos municipios no se pudiera actuar y por ello no se ha podido cumplir la “norma no escrita” de pasar cada dos años por todos los pueblos, ha explicado Izquierdo. Por ello se ha puesto en marcha ahora este plan extraordinario para que la red “se ponga a cero y poder planificar ya las actuaciones de mantenimiento, de tal manera que consigamos que al menos cada dos años las máquinas puedan pasar por todos los caminos y asegurar así su buen mantenimiento”.

De esta forma, ha añadido el diputado delegado de Caminos Rurales, José Sancho, se espera que a partir del próximo mes de enero las máquinas puedan comenzar a realizar el mantenimiento ordinario en los municipios en los que actuaron a comienzos del 2018.

Así, Sancho ha explicado que los trabajos de nivelación y compactación de caminos se realizarán en los municipios donde no se ha actuado desde hace más de dos anualidades, en los que se realizará un trabajo de manera integral. También alcanzará a los municipios donde sí se ha actuado en las dos anualidades anteriores que están deteriorados y requieren una actuación parcial.

Para planificar las actuaciones se ha realizado un estudio con el que se ha determinado el coste unitario de la jornada de trabajo según la zona, en función del grado de dificultad de la actuación, y basándose en este cálculo se han asignado los días necesarios para adecuar la red de caminos. Así, se han planificado 340 días de trabajo que, gracias a este despliegue de maquinaria excepcional, se van a realizar en unos 40 días, siempre dependiendo de las condiciones climatológicas.

En total se desplegarán 5 equipos propios de la Diputación de Teruel y otros 12 que aporta Tragsa, compuestos cada uno por una máquina niveladora y un rodillo compactador. Además, también se han dispuesto tres equipos de carga y movimiento de tierra, con una máquina retrogiratoria y un camión. A ello se suma el despliegue de un equipo con trituradora de vegetación apoyado con personal para la limpieza manual de dicha vegetación. Se ha contratado además el saneo de blandones de la carretera TV1008 desde Santa Eulalia a Alfambra.

En concreto los trabajos consistirán en el mantenimiento, reperfilado y compactación, la limpieza de cunetas y desbroces y en algunos lugares el relleno mediante zahorras naturales. La limpieza se realizará en pistas o caminos vecinales que sirven de comunicación entre localidades, cuyo mal estado hacen difícil el tránsito.

Planes urgentes

En el último pleno de la Diputación se aprobó una modificación de créditos del presupuesto de este 2019 que incluía 3 millones con los que se pretende llegar a todos los municipios con deficiencias en carreteras de la red provincial y caminos rurales a los que no se ha podido llegar con la conservación ordinaria. Dentro de este presupuesto se incluyen, como actuaciones más destacadas, la ejecución de las obras de emergencia de la pista de acceso al aparcamiento situado en cota baja de la Estación de esquí de Valdelinares y la reparación de urgencia de blandones con reposición del firme de la carretera TE-V-1008 de Alfambra a Santa Eulalia en toda su longitud.

La ejecución de este plan es posible gracias a la reciente entrada de la Diputación de Teruel en el accionariado de la empresa pública Tragsa, que ha contado con las empresas locales para el desarrollo de estos trabajos. El presidente de la Diputación de Teruel, Manuel Rando, firmó la entrada en el accionariado de la empresa pública, lo que permite así que la institución pueda utilizarla como “medio propio” y agilizar obras como estas, explicó Rando.

  • AUDIO ALBERTO IZQUIERDO

 

 

Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar