La Presidenta de la Diputación Provincial, Carmen Pobo, el Vicepresidente segundo, Ramón Millán, y el Diputado delegado del servicio de Caminos Rurales, Alvaro Casas, han hecho balance esta mañana de la actuación llevada a cabo por la institución tras la tormenta del 3 de agosto de 2013 que afectó a varios municipios de la provincia.
La Presidenta de la Diputación ha explicado que en cuanto le avisaron de lo que estaba ocurriendo pidió que “todos los medios y recursos tanto humanos como materiales de la DPT se pusieran a disposición de los municipios afectados por las riadas, de inmediato”.
Por ello, Pobo ha remarcado, en primer lugar, “el gran trabajo que hicieron todos los efectivos de la institución desde el mismo día de las riadas, tanto los Bomberos como los trabajadores de Vías y Obras y del servicio de Caminos Rurales”. Ha subrayado que “la clave fue la rapidez y la buena disposición de todos para ayudar nada más conocer la situación”.
Así la DPT intervino desde el principio del suceso con personal técnico del Parque de Maquinaria, Caminos Rurales, Bomberos de los parques de Teruel, Alcañiz y Calamocha, Protección civil y Gabinete Geológico. En cuanto a los medios materiales se contaba con 2 retroexcavadoras mixtas, una pala mixta, un rulo, 3 camiones y 2 motoniveladoras.
Los primeros en desplazarse hasta la zona fueron los bomberos que contaron con la ayuda de los voluntarios de protección civil de la zona, concretamente del Bajo Martín, el Alto Martín y Andorra-Sierra de Arcos. En total, desde el día 3 de agosto hasta el 12 de agosto que se localizó a la persona desaparecida, los bomberos de la DPT invirtieron 363 horas. No solamente ayudaron en las tareas de evaluación y rescate del primer día y de búsqueda del desaparecido después, sino que también suministraron agua para abastecer algunos de los pueblos, realizaron arduas tareas de limpieza y ayudaron a achicar el agua de las viviendas. Para ello utilizaron tanto los furgones de salvamento como los vehículos ligeros o las nodrizas, entre otros.
Trabajaron de forma coordinada con la Guardia Civil y con un equipo de Bomberos de la Diputación de Zaragoza que también ayudó en las labores de búsqueda. De media, los bomberos trabajaron durante esos días unas 13 horas por servicio. Finalmente el día 12 de agosto se puso fin al dispositivo de búsqueda tras el descubrimiento del cadáver del desaparecido por los perros de la unidad canina de la Guardia Civil.
Por su parte, los trabajadores de los servicios de Vías y Obras y Caminos Rurales, que también se desplazaron de inmediato a la zona el mismo día de la tormenta, han invertido en total 1.826 horas para recuperar los espacios afectados por la riada. La estimación del coste de estas horas asciende a 120.037, 57 euros en el caso de que hubiera sido una empresa externa la encargada de llevar a cabo los trabajos de mejora de vías y caminos.
Las máquinas de la DPT actuaron en La Hoz de la Vieja, Oliete, Vivel del Río, Martín del Río, Montalbán, Cortes de Aragón, Josa, Ariño, Albalate del Arzobispo, Urrea de Gaen, Hijar, Samper de Calanda, Jatiel y Castelnou. Siendo en La Hoz de la Vieja con 699 horas el municipio en el que más tiempo se tuvo que actuar por ser el más afectado tras las tormentas.
El área de infraestructuras de la DPT se encargó, por tanto, de recuperar los caminos y las pistas forestales; de limpiar las carreteras y repasar sus pavimentos; de ayudar a recolocar determinadas pasarelas que habían desaparecido o habían sido arrancadas; de limpiar los cauces a su paso por los cascos urbanos y de retirar sedimentos; de reforzar los cimientos de algunos puentes y de reparar las acequias y las calles municipales.
Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar