La Presidenta de la Diputación de Teruel, Carmen Pobo, ha sido la encargada de exponer las conclusiones del trabajo realizado por los ocho socios que forman parte del programa europeo PADIMA en la conferencia final organizada bajo el título, “Estrategias para incrementar el atractivo de las zonas de montaña, intercambio entre regiones exitosas”; un encuentro que ha permitido avanzar en la búsqueda de soluciones al problema de la despoblación que sufren las zonas de montaña de la Unión Europea. La presencia de la Diputación de Teruel ha estado respaldada por la eurodiputada aragonesa, Verónica Lope-Fontagne, y la directora general de Participación Ciudadana, Acción Exterior y Cooperación del Gobierno de Aragón, Blanca Solans.
Carmen Pobo ha dado respuesta a preguntas que plantean, ¿cómo pueden los futuros programas de desarrollo regional contribuir a la lucha contra la despoblación? o ¿cómo pueden los proyectos del programa PADIMA contribuir a mejorar las políticas regionales en el futuro?.
En su intervención, la Presidenta de la Diputación de Teruel, ha subrayado que muchas personas tienen ya una “actitud positiva” acerca de la vida en dichas zonas y ese criterio lo mantendrán siempre que puedan combinar un “adecuado nivel de vida”; es decir, infraestructuras modernas, servicios de calidad y suficientes oportunidades de trabajo, con un entorno natural sostenible. De esta manera es posible “lograr la cohesión territorial y esa es, sin duda, la voluntad de una parte importante, y tal vez creciente de la población europea”.
El programa europeo PADIMA, con 99 buenas prácticas identificadas, ha puesto en evidencia la existencia de numerosas e interesantes ideas acerca de cómo mejorar el atractivo de las zonas de montaña todas ellas circunscritas en tres áreas temáticas: la educación y la formación, el marketing territorial y la diversificación económica.
Carmen Pobo ha insistido en la necesidad de “mejorar la accesibilidad en los transportes y el acceso a redes de banda ancha eficientes y de alta velocidad para reducir las distancias entre el medio rural y el urbano”. Internet puede y debe acabar con las distancias en la educación, la formación y el empleo; en el acceso a los servicios electrónicos que no pueden ser proporcionados físicamente por razones económicas, el acceso a la cultura, el trabajo en red, la facilidad para el trato entre personas y empresas que se encuentran lejos, mejorar la comunicación con los turistas y los migrantes potenciales, el marketing territorial, etc.
Por ello, los socios del programa PADIMA recomiendan que los Estados miembros y la Comisión Europea insistan en la dimensión territorial de la educación y la innovación como fórmulas para la búsqueda de un crecimiento inteligente. Así mismo consideran fundamental la diversificación de las oportunidades de empleo para cumplir con las expectativas profesionales de los jóvenes y las mujeres y para atraer a la población en edad de trabajar. Potenciar las pequeñas y medianas empresas dentro del marco de las políticas europeas a desarrollar en el periodo de 2014 a 2020 proporcionarían así una variedad de enfoques integrados que se pueden adaptar para las zonas de montaña.
La Presidenta de la DPT concluía que “las autoridades regionales deben examinar detenidamente estas posibilidades para construir políticas específicas para el desarrollo territorial de las zonas montañosas que propicien la consecución de su principal propósito: engrandecer su atractivo”.
Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar