La Presidenta de la Diputación de Teruel, Carmen Pobo, y el Director de Cáritas Diocesana de Teruel y Albarracín, Juan Marco, han firmado hoy dos convenios de colaboración por los que la institución provincial apoya la puesta en marcha de dos importantes proyectos sociales: la puesta un nuevo centro de reutilización de ropa y el mantenimiento del Economato Social. Un total de 384.000 euros serán destinados a dichos fines por parte de la DPT.
La presidenta de la Diputación de Teruel, Carmen Pobo, ha destacado “la gran labor que realiza Cáritas Diocesana de Teruel y Albarracín en toda nuestra provincia”. Para Pobo “no se puede agradecer con palabras su trabajo porque dan un apoyo fundamental a muchas personas que lo están pasando muy mal”. Según ha afirmado la presidenta “las asociaciones sin ánimo de lucro llegan allí donde lamentablemente ya no llega la administración, su labor es encomiable”. Por este motivo, ha asegurado, “desde la Diputación Provincial hemos estado apoyándolos en todo lo que hemos podido desde el primer momento, ya que toda ayuda es poca”.
UN INNOVADOR PROYECTO DE ECONOMIA SOCIAL
La puesta en marcha por Cáritas Diocesana de Teruel y Albarracín de un Centro de preparación para la reutilización de la ropa pretende generar empleo especialmente para las personas que más difícil lo tienen, unido a la capacidad de ofertar formación y cualificación profesional adecuada. Según las previsiones, el total de la inversión se cifra en 581.000 euros. De ellos, 364.000 euros serán aportados por la Diputación de Teruel con recursos provenientes del Fondo de Inversiones de Teruel.
Cáritas y Diputación de Teruel impulsan un proyecto común e innovador de economía social. Se trata de una actuación que aporta valor y desarrollo a la sociedad, además de favorecer que un recurso como el residuo textil cree empleo en la provincia y de oportunidad a colectivos con dificultad de acceso al mercado laboral.
Para llevar a cabo el citado proyecto, Cáritas tiene prevista la compra de una nave en el polígono industrial La Paz de Teruel, así como el alquiler de una nave en Alcorisa. Ambas instalaciones se adecuarán y equiparán. También se ampliará la lavandería existente, así como se adquirirá diversa maquinaria industrial y tres furgonetas para la recogida de ropa de los 55 contenedores que van a ponerse en funcionamiento.
El Centro para la reutilización textil e inclusión sociolaboral se plantea como una iniciativa que busca una rentabilidad social, al facilitar a los colectivos más desfavorecidos productos de primera de necesidad, ropa de mayor calidad que mejora su autoestima y su dignidad.
Con la puesta en marcha de dicho Centro, se estima la creación de entre 8 y 10 puestos de trabajo. De ellos, cerca del 60-70% serán de inserción. Además, habrá otras 12 personas becadas en el proyecto.
MANTENIMIENTO DEL ECONOMATO
De igual forma, la Diputación de Teruel continuará colaborando con Cáritas Diocesana para el mantenimiento del Economato Social de dicha entidad. Tarea a la que destinará 20.000 euros.
Entre los objetivos del Economato Social destaca la idea de ofrecer productos de consumo básico a personas y familias que se encuentran en procesos de acompañamiento desde los proyectos de Cáritas. De este modo se desarrolla un sistema integrado de acción social que favorece la cobertura de necesidades básicas en el que los destinatarios, además adquieren habilidades en hábitos de alimentación y de limpieza, así como de la gestión de la economía doméstica.
Los destinatarios son personas y familias que residen en la provincia de Teruel sin poder adquisitivo para cubrir sus necesidades de alimentación, higiene y hogar.
Por otro lado, los artículos que se suministran son siempre de primera calidad y el sistema de comprar es mediante el autoservicio habitual de los supermercados. Dichos artículos están a la venta con un precio simbólico y deben abonarse en efectivo. Cáritas es quien sufraga el resto del coste de los productos adquiridos por los usuarios.
En cuanto al acceso al Economato este se realiza mediante un “carnet acreditativo o de compra” de uso personal e intransferible expedido por Cáritas y acompañado por el DNI del usuario. Cabe destacar que para su obtención es necesaria la realización de un estudio social de la familia.
Share This