La presidenta de la Diputación de Teruel, Carmen Pobo, ha sido este año la pregonera de las Fiestas del Pilar de la Casa de Aragón en el municipio catalán de Ripollet.
Pobo se reunió ayer sábado con casi un centenar de socios de la Casa de Aragón de Ripollet para dar el pistoletazo de salida a las Fiestas del Pilar que celebran en el centro y que se alargan hasta el día 12 de octubre.
La presidenta de la Diputación de Teruel destacó “que la condición de aragonés no se pierde con el tiempo ni con la distancia” y animó a todos los presentes a “seguir visitando sus pueblos” y también a conocer “en profundidad todo Aragón”. Pobo señaló que “es emocionante ver el cariño que todos tienen hacia nuestra tierra aunque muchos no hayan nacido allí”. Es fundamental, dijo, “no olvidar las raíces de cada uno porque son los cimientos con los que construimos nuestra vida”.
Pobo recordó el último “Encuentro de Comunidades Aragonesas en el Exterior” que se celebró este año en el municipio de Cella y afirmó que fue “conmovedor ver cómo las familias transmitían su afecto por Aragón a los más pequeños de la casa”. Indicó, también, que todos los aragoneses que un día tuvieron que partir y hoy siguen fuera son “los mejores embajadores de nuestra Comunidad Autónoma”.
La presidenta de la Diputación destacó, además, que “desde todas las instituciones estamos trabajando para que Aragón deje de ser una Comunidad de partida y se convierta en una Comunidad de destino”. Lo estamos haciendo desde la Diputación Provincial apoyando a nuestros 236 municipios, dijo, y subrayó también la labor diaria que “la presidenta de Aragón Luisa Fernanda Rudi está llevando a cabo para conseguir un Aragón próspero y con futuro en el que tengan cabida todos los aragoneses que no quieran abandonar su tierra, así como aquellos que quieran volver”. Destacó que hoy “Aragón es una Comunidad seria, responsable y estable que está creciendo y se está haciendo fuerte”.
Pobo, puso como ejemplo la provincia de Teruel que “está más viva que nunca porque no nos rendimos” y destacó como ejemplos “el crecimiento del turismo y la cada vez mayor demanda de productos turolenses, entre muchas otras tendencias positivas, que estoy convencida que van a continuar, gracias, no sólo al trabajo desde las instituciones, sino al de los turolenses que están apostando por su tierra”.
Al finalizar el pregón, la presidenta de la Diputación de Teruel fue nombrada “Socia de Honor” de la Casa de Aragón de Ripollet.
Share This