El director del IET, Nacho Escuín, con la concejal de Cultura del Ayto. de Calamocha, Mayte Beltrán, durante la presentación.

El órgano de la iglesia parroquial de Santa María La Mayor de Calamocha cumple 300 años y el ayuntamiento de la localidad ha organizado una jornada de celebración que cuenta con la colaboración del Instituto de Estudios Turolenses (IET). La entidad dependiente de la Diputación de Teruel abre así una nueva etapa de colaboración con los municipios y otros centros de estudios, en este caso el del Jiloca, y anuncia un ciclo de actuaciones en distintos órganos de la provincia.

El director del Instituto de Estudios Turolenses, Nacho Escuín, y la concejal del Cultura del Ayuntamiento de Calamocha, Mayte Beltrán, han presentado esta mañana los actos que conmemoran el tricentenario, que se celebran el 10 de octubre en el templo de la capital del Jiloca. “Este concierto inaugura la actividad del IET en dos líneas”, ha dicho Escuín, “por un lado el punto de vista de investigación y promoción de la música y por otro algo más concreto que es la puesta en valor de los órganos de la provincia de Teruel”.

Escuín ha anunciado que esta va a ser la primera de las acciones vinculadas a órganos de la provincia de Teruel donde, ha dicho: “Tenemos una gran singularidad, con mucha riqueza patrimonial en cuanto a órganos artísticos y también en cuanto artistas. Porque no solamente defendemos el patrimonio sino a los artistas y creadores que tenemos detrás”. En este sentido, el director del IET puso en valor la labor de Jesús María Muneta durante años en el Consejo Científico y aseguró que la entrada de Carlos Paterson en su puesto “es un relevo natural”.

Precisamente, la jornada del aniversario comenzará a partir de las 20:30 horas con una charla de Carlos Paterson, el músico, compositor e intérprete turolense que va a dirigir el área de música en el Comité Científico del IET. De hecho, Nacho Escuín ha señalado que la labor de Instituto en este aniversario ha sido facilitar el contacto con las personas que lo van a protagonizar.

Carlos Paterson disertará sobre la historia del órgano de Calamocha, construido por Bartolomé Sánchez en 1720 tal como reza en una etiqueta en la que aparece la fecha y la autoría del instrumento. La conferencia transitará por las diversas etapas y los derroteros de una vida perfectamente documentada durante los tres siglos, así como de sus características constructivas, los músicos que lo han tocado y los organeros relacionados con él.

La concejal de cultura de Calamocha, Mayte Beltrán ha señalado que el órgano de Calamocha “está en perfecto estado de funcionamiento y conservación. Aunque nos parece lejano en el tiempo, un instrumento del pasado, es un elemento patrimonial muy de nuestro territorio, muy de nuestro Jiloca, que hay que recuperar y acercarlo a las nuevas generaciones”. Beltrán ha reivindicado además las iglesias como espacio de convivencia y socialización y ha agradecido la colaboración de la Diócesis de Teruel y Albarracín.

Tras la charla de Carlos Paterson, a las 21:00 horas, cogerá el testigo el organero Carlos Álvarez que explicará el proceso de restauración del órgano entre los años 2000 y 2004. Ese proceso supuso la reconstrucción de la caja del instrumento y la restauración de sus mecánicas y tuberías, aunque sigue conservando el secreto y parte de la tracción de registros originales. De hecho, sigue conservando un teclado manual que se data en 1830.

A partir de las 21:30 la jornada de conmemoración terminará con un breve recital a cargo de Javier Artigas, catedrático de Órgano de Murcia. Nacido en Zaragoza, ha ofrecido conciertos en Europa, Asia y América en los festivales más importantes dedicados al órgano y la música antigua. Es especialista en la música renacentista y ha realizado la edición de y estudio de las obras históricas de organistas como Jusepe Ximénez y Fray Juan Bermudo.

Mayte Beltrán ha señalado que el Ayuntamiento de Calamocha ha querido “arropar” la celebración con la retransmisión en directo del evento en la televisión local y la instalación de una pantalla en la propia iglesia para que el público vea cómo se toca el órgano. “En el caso de Calamocha el instrumento está oculto detrás del baldaquino del altar mayor y mucha gente no sabe siquiera si existe. Por eso es muy curioso e interesante ver cómo se toca el órgano”, ha dicho.

Centros de Estudios

El director del IET ha señalado durante la presentación que la colaboración para celebrar este acto surge de la primera ronda de contactos que tuvo con los Centros de estudios locales de la provincia. “En la visita que realicé en el mes de julio al Centro de Estudios del Jiloca en compañía de Juan Villalba, el subdirector del IET, planteamos la posibilidad de colaborar con los asuntos que les preocupaban y apareció la necesidad de organizar algo en torno a una celebración como esta”.

Escuín ha señalado que este es un ejemplo de la nueva relación del IET con los centros de estudios locales. “Vamos a estar más cerca de los centros de estudios locales, yendo uno a uno y estando a la altura de los retos que nos vayan planteando y de los municipios”. Actividades como la que se va a realizar en Calamocha forma parte de un proyecto de instituto “mucho más dinámico que tiene que ser eje y motor para generar actividad cultural”.

Share This

Acepto el uso de las cookies de DPT. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar