Foto de familia de la corporación y los premiados.

La Diputación de Teruel ha reconocido con las Cruces de San Jorge a Alexia Sanz y Jesús Iranzo por el “compromiso con su tierra, que se ve y se palpa, muy por encima del desarrollo de vuestra carrera profesional, reivindicando, además, el trabajo desde los servicios públicos”, en palabras del presidente de la institución, Manuel Rando, pronunciadas en un acto que se ha celebrado por primera vez en Alcañiz. En el acto se ha reconocido también el papel de los servicios esenciales durante la pandemia y se ha homenajeado a los alcaldes, recordando a los fallecidos este año, así como a los trabajadores de la Diputación de Teruel

La ceremonia se ha celebrado en el Teatro de Alcañiz, en lo que ha supuesto la segunda edición de este acto, en toda su historia, fuera de la provincia, después de que el año pasado tuviera lugar en Mora de Rubielos, cumpliendo con el objetivo del equipo de gobierno en la DPT de descentralizar también a lo largo de la provincia este tipo de eventos. Al evento ha asistido el vicepresidente de Aragón, Arturo Aliaga, o el alcalde de Alcañiz, Ignacio Urquizu, entre otras autoridades provinciales y autonómicas.

El presidente y el vicepresidente Alberto Izquierdo han entregado los máximos galardones de este año. Alexia Sanz es un referente en el Campus de Teruel, del que fue durante 12 años vicerrectora, e impulsó numerosas titulaciones, algunas hoy pilar del campus turolense como Bellas Artes o Psicología. Y cuya trayectoria investigadora se ha centrado en el análisis de la realidad social y cultural de las áreas rurales, abordando la despoblación y posibles soluciones cuando pocos hablaban de este problema. El otro premiado ha sido Jesús Iranzo por su contribución como ingeniero en las grandes obras públicas del Estado en la provincia de Teruel, como la A-23, el viaducto nuevo o la mejora completa de la conexión Teruel-Alcañiz en la N-420 y N-211.

El presidente Manuel Rando durante su discurso.

Tanto Alexia Sanz como Jesús Iranzo podrían haber optado ha dicho el presidente en su intervención, “a otro tipo de vida lejos de la provincia de Teruel. Las oportunidades las han tenido. Pero ella y él han decidido a lo largo de toda su carrera profesional que querían lo que tenían aquí. Supongo que, como todos y todas hacemos, pusieron en una balanza lo positivo y lo negativo, y pesó más lo positivo”.

En este sentido, Rando ha subrayado que ese es el objetivo por el que trabaja la Diputación de Teruel: “Nuestro futuro pasa por quienes quieren vivir aquí. Y para que cada vez haya más personas deseando habitar en la provincia de Teruel, tenemos la obligación de destacar nuestras potencialidades, que son muchas y variadas”. Así y todo, ha añadido, “exaltar todo lo bueno que tenemos no significa nunca dejar de reivindicar nuestras carencias”, evitando el conformismo pero apostando por “promocionar la calidad de nuestra forma de vida”.

Cuando se cumple el 40 aniversario del Estatuto de Aragón, ha defendido que “el autogobierno nos ha sentado muy bien. El Estado de las Autonomías ha sido un acierto. Acercar la gestión al ciudadano es un avance indudable” aunque ha añadido que “es el momento de pedir una mayor autonomía local para seguir mejorando. Una mejor financiación que refuerce a los ayuntamientos”.

Y ha recordado algunas de las materias en las que está trabajando la Diputación con especial esfuerzo, como la mejora de la conexión de internet, la educación, las carreteras, la cultura en la atracción de rodaje de audiovisuales o el trabajo del servicio de bomberos, entre otros. Ha aprovechado además para anunciar que pronto comenzarán las obras de la nueva sede de la DPT en Alcañiz.

Premiados

El presidente y el vicepresidente con Alexia Sanz.

Tras recoger la Cruz de San Jorge, Alexia Sanz ha evocado el momento en el que hace 32 años sus padres desde Ojos Negros se las ingeniaron para hacerle llegar al piso de Valencia en el que se estudiaba un anuncio recortado de Diario de Teruel donde se ofertaba una plaza de Sociología en Teruel. “La información de aquel anuncio cambió el rumbo de mi vida” ha dicho, recordando una mañana de otoño de 1990: “Pensé esperanzada en lo enormemente feliz que me haría volver a entrar cada mañana por ese lugar” por la puerta de la facultad, y cada día “siento esa calidez como un privilegio”. Podía haber tomado la decisión de marcharse pero ha hablado de una mezcla de “lealtad y orgullo” para quedarse. Ha aprovechado para recordar su vida académica, a quienes le acompañaron y han precedido en su trabajo en la Universidad, y ha agradecido emocionada este reconocimiento.

El otro homenajeado, Jesús Iranzo, ha recordado también su trayectoria y sus decisiones que tomó de trabajar en su provincia, cuando aprobó unas oposiciones: “Al sacar buen número en la oposición la pregunta era por qué no me iba a Madrid en vez de a Teruel”, oportunidad de traslado que tuvo años después con la transferencia de competencias a las autonomías y tampoco quiso marcharse.

El presidente y el vicepresidente con Jesús Iranzo.

Ha recordado que en su trayectoria ha tenido la oportunidad de “empujar para poder entrar en la primera división de las infraestructuras” aunque ha reconocido algunas “espinitas clavadas” y frustraciones como la A-40, y un deseo: “Que al final se haga la A-40 y luego siga por la Teruel-Alcañiz-Mequinenza-Fraga”. Ha tenido palabras de agradecimiento para compañeros y familia: “Mi trabajo ha estado en la parte vistosa de la obra, con visitas de personajes, y cortes de cintas”, con un trabajo de años para poner en marcha una infraestructura “pero luego queda la vida de la carretera, que son 50 o 100 años, la explotación, y eso hay que mantenerlo”. Y por ello ha recordado a los trabajadores que dedican su actividad a que las carreteras se mantengan en las mejores condiciones.

Reconocimientos a los colectivos esenciales

Durante el acto ha habido un reconocimiento especial para los colectivos esenciales que trabajaron con ahínco durante la pandemia, y han subido al escenario representantes de distintos colectivos a los que los portavoces de los partidos políticos en la institución provincial les han hecho entrega de una rosa blanca, símbolo de la luz, la perpetuidad, la solidez y los caminos que están por venir. A ellos les ha cantado como homenaje la jotera Lucía Claver, que ha mostrado con su arte los argumentos para la UNESCO declare esta muestra artística del folclore aragonés como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Los colectivos esenciales reconocidos junto a los portavoces de los grupos, que fueron quienes les entregaron una rosa como recuerdo.

También ha puesto música el cantante Celino Gracia a lo largo de toda la gala, en la que se ha recordado además a los alcaldes fallecidos este último año, el primer edil de Castejón de Tornos, Julián López, y la alcaldes de Crivillén, María Josefa Lecina, así como al también fallecido exsecretario de la DPT, José María Blanco Pradilla, y a aquellos trabajadores de la DPT jubilados este año. El acto, presentado por el director de Diario de Teruel Chema López Juderías y la directora del Grupo La Comarca, Eva Defior, ha concluido recordando los premiados en los concursos infantiles y juveniles de pintura y narrativa de San Jorge, sonando el Himno de Aragón, y apelando a la unión de los turolenses, como han subrayado los conductores del acto porque “solo juntos construimos provincia”.

Comparte