El vicepresidente Alberto Izquierdo, junto a la alcaldesa, miembros de la corporación municipal y técnicos de la obra.

La reforma más ambiciosa realizada nunca en la Colonia Polster comenzará antes de verano y supondrá acometer una mejora integral de esta residencia, propiedad de la Diputación de Teruel, que permitirá relanzar este espacio como un referente en la provincia, dotándolo de una programación cultural estable durante todo el año. Ese es el objetivo que ha expuesto este lunes el vicepresidente de la institución provincial, Alberto Izquierdo, durante la presentación de los detalles de la obra. El proyecto tiene un coste global estimado de 1,8 millones de euros, de los que más de 900.000 se invertirán ya este año en una primera fase, que se prevé que esté terminada para antes de la temporada de esquí, y poder abrir así la residencia para entonces si la pandemia lo permite.

Los detalles del proyecto han sido presentados este lunes por el director técnico del proyecto, el arquitecto José Miguel Aspas, ante el vicepresidente de la DPT, la alcaldesa de Alcalá de la Selva, Amparo Atienza, el resto de miembros de la corporación municipal así como empleados de la residencia y medios de comunicación. “Esta actuación supone actualizar un edificio que ha dado mucha vida, a Alcalá, a la comarca y a la provincia” ha dicho Izquierdo: “Hay que actualizarlo, hay que reformarlo y ponerlo al día” y ha destacado sobre todo lo que tiene que ver con la accesibilidad y la seguridad.

El presupuesto total del proyecto se ha estimado en 1.869.798,41 euros, aunque en esta primera fase está previsto realizar una inversión en obra de 939.606,89 euros para llevar a cabo el aislamiento de la fachada del edificio y cambiar las ventanas, reformar prácticamente todos los cuartos de baño y vestuarios, cambiar los aparatos de la cocina, y sustituir el ascensor actual por uno nuevo que de acceso a la planta semisótano. A esta cifra hay que sumar la redacción y dirección de obra lo que hace que la inversión en esta residencia en 2021 ascienda al millón de euros.

En concreto, la reforma de esta primera fase permitirá acometer la reforma integral de un total de 30 estancias entre cuartos de baño, vestuarios, cocina y lavandería: 2 vestuarios, cocina y despensa, lavandería, 19 baños de habitaciones y 6 baños comunes. También se renovarán un total de 104 ventanas, de PVC con vidrios dobles bajo emisivos y se sustituirán todos los aparatos de cocina: cocina de 4 fuegos, plancha, horno convención eléctrico, hornillo de pavimento, mesa refrigerada y mobiliario de acero inoxidable.

Los trabajos está previsto que comiencen a principios de verano y estén concluidos en noviembre, de manera que la residencia esté en servicio para acoger a los niños que participan en la campaña de esquí de la Diputación, en torno a un millar a lo largo de toda la campaña, si las restricciones de la pandemia permiten su celebración. “Esto ha condicionado también la manera de abordar las reformas porque hemos tenido que planificarlas pensando en que los trabajos que se acometen este año tienen que permitir que esté en servicio” ha dicho Izquierdo.

La siguiente fase de las obras incluiría principalmente la reforma de las instalaciones de calefacción y climatización, electricidad, protección contra incendios, reforma de cuatro habitaciones adaptadas para personas de movilidad reducida así como la del actual apartamento en la segunda planta para dotar al edificio de tres habitaciones más y un cuarto de baño.

También en esta fase se abordará la adecuación de las estancias en planta baja del edificio (salones, comedor y recepción), carpintería interior (puertas de habitaciones y frentes de armarios) así como alisado de paredes y techos con gotelé, pintura, pulido y abrillantado de pavimentos.

La alcaldesa de Alcalá de la Selva, Amparo Atienza, ha acogido “con mucha ilusión” esta reforma, para mantener los puestos de trabajo actuales y ha confiado además en que permita relanzarla y de este modo que “esté todo el año abierta”, porque la colonia “es un punto de referencia” y es compatible y complementario con el resto del sector turístico de la zona.

Izquierdo con miembros de la corporación municipal de Alcalá de la Selva y técnicos del proyecto, en los alrededores del edificio principal.

Programación cultural

En paralelo al desarrollo de las obras, tal y como anunció el vicepresidente, se está trabajando en cómo dinamizar este espacio de manera que se amplíen los días de ocupación de la colonia, lo que permitirá por un lado ofrecer estabilidad laboral a los empleados de la residencia y por otro dar a conocer Alcalá y el resto de municipios de la zona, y dinamizar la actividad económica y cultural.

Para ello, la Diputación de Teruel ha incluido en la oferta de empleo público de 2021 la plaza de oficial de mantenimiento de la Colonia Polster y se está trabajando para incorporar a la plantilla un puesto de director de esta residencia, que se ocupe de impulsar la actividad cultural en este espacio el mayor número de días. “Hay muchas posibilidades porque se pueden realizar actividades para todos los públicos, culturales y de ocio, sin entrar en competencia con los establecimientos de la zona sino al revés, estableciendo esa colaboración con el resto de empresarios turísticos” ha dicho Izquierdo, que ha estimado que estas personas podrán incorporarse a finales de año.

Actualmente la Colonia Polster cuenta con una plantilla estable de seis personas como pinches de cocina pero según la ocupación del centro el personal se amplía hasta en cinco personas más, especializadas en ocio y tiempo libre.

El objetivo es dinamizar la programación cultural en la residencia fuera de las épocas en las que ya se celebran actividades consolidadas, tales como la campaña de esquí entre escolares de la provincia, en los meses de invierno, o los campamentos de jóvenes músicos y de formación de directores que se celebran en verano.

Historia

La Diputación de Teruel asumió la Colonia Polster al ser donada a la institución por Ricardo Polster Fuerte en el año 1935, y se destinó a colonia veraniega para los niños que vivían en el Hogar Comandante Aguado de Teruel.

El edificio inicial estaba formado por un solo pabellón de 21×11 metros aproximadamente con una planta semisótano y planta baja. En 1946 el arquitecto de la Diputación Ventura Rodriguez redactó un proyecto para la construcción de un edificio de tres plantas adosado al existente. La siguiente intervención se realizó en los años 1963 y en 1964 en base al proyecto Cesar Jalón que planteaba la reconstrucción parcial del conjunto y la ampliación de una planta en el edificio inicial.

La ultima actuación significativa se realizó en los años 1986 y 1987 tras la redacción del proyecto realizado por Antonio Pérez Sánchez, arquitecto de la Diputación Provincial de Teruel. Desde entonces se han acometido actuaciones importantes en esta edifición, por lo que el paso del tiempo y el uso ininterrumpido ha mermado su funcionalidad e instalaciones.


ALBERTO IZQUIERDO. Vicepresidente de la Diputación de Teruel

Share This

Acepto el uso de las cookies de DPT exclusivo para gestión de estadísticas de uso. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar