De izquierda a derecha: los presidentes de DPH y DPZ, Miguel Gracia y Juan Antonio Sánchez Quero respectivamente: el alcalde de Alquézar, Mariano Altemir y Alberto Izquierdo.

La importancia de los grupos de acción local, “una pieza imprescindible de la columna vertebral del territorio”, para dinamizar la economía rural en estos años es indudable porque “los fondos invertidos se han multiplicado” a través del apoyo a iniciativas económicas concretas pero también al impulso de “proyectos tractores” ha dicho el vicepresidente de la Diputación de Teruel Alberto Izquierdo. En unas jornadas sobre el futuro de los grupos Leader ha abogado por dar más poder decisión a los grupos y sus órganos de gobierno a la hora de elegir proyectos, porque son los conocedores del potencial del territorio.

Izquierdo ha intervenido este jueves en la mesa redonda “Las diputaciones provinciales contra la despoblación y su compromiso con Leader”, junto al presidente de la Diputación de Huesca, Miguel Gracia; el presidente de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero, y el presidente de la Red Aragonesa de Desarrollo Rural, José María Merino.

La mesa redonda se enmarcaba en las jornadas organizadas en Alquézar (Huesca) por la Red Aragonesa de Desarrollo Rural bajo el lema “Afrontando el futuro”, y en su intervención el vicepresidente ha apostado por ampliar las áreas en las que los grupos pueden invertir: “Una de las cuestiones que hay que sacar al debate es la necesidad de abrir el abanico de posibilidades y que sean los grupos de acción local los que valoren a qué sectores tienen que apoyar, cuáles tienen más proyectos en sus territorios” ha resaltado Izquierdo, sin descartar las iniciativas vinculadas con el sector primario que en la actualidad la normativa europea limita para estos grupos.

“La participación, descender al territorio y que las decisiones las tomen juntas directivas formadas por personas que viven en los territorios, en el medio rural, en los pueblos, ha sido la clave del éxito de estos años” y por eso cree que apostar por ahondar en esta línea es la mejor estrategia de futuro para los grupos de acción local y su labor en el territorio.

Alberto Izquierdo, interviniendo en la mesa redonda.

Ha coincidido con el resto de ponentes de la mesa en resaltar la importancia de estos grupos para el medio rural: “Si repasamos la historia los proyectos de los grupos han sido importantísimos” para el medio rural, no solo aquellos financiados directamente sino también a través del impulso a “proyectos tractores”.

Una labor pegada al medio rural que la Diputación de Teruel ha apoyado este 2021 con una partida de 140.000 euros, que está previsto que el equipo de gobierno PSOE-PAR incremente el próximo año. Ha confiado además que también el Gobierno de Aragón mantenga su apoyo a los grupos después de que planteara cambios de organización que fueron rechazados por los grupos.

Y también apoyar desde las administraciones a quienes forman parte desde asociaciones y ayuntamientos de las juntas directivas de estos grupos, para darles “seguridad jurídica” ante las decisiones que tienen que tomar.


ALBERTO IZQUIERDO. Vicepresidente de la Diputación de Teruel

Comparte